junio 14, 2024

Las reacciones a los ataques de Irán contra Israel han llegado por parte de los líderes mundiales, algunos condenando abiertamente a Teherán, otros pidiendo un alto el fuego inmediato en Gaza y casi todos instando a la moderación durante un momento de enorme tensión en el Medio Oriente.

Omán ha expresado «profunda preocupación» por la escalada de las actividades militares entre Irán e Israel, enfatizando las graves implicaciones de estas tensiones.

«El Ministerio destaca la posición del Sultanato de Omán, que exige la adhesión a las leyes internacionales y la necesidad de que el Consejo de Seguridad asuma su responsabilidad en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales», dijo el domingo el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Filipinas expresó «seria preocupación por las crecientes tensiones entre Israel e Irán».

«Instamos a todas las partes a que se abstengan de agravar la situación y trabajen para lograr una resolución pacífica de su conflicto», dijo el domingo el Departamento de Asuntos Exteriores de Filipinas.

El primer ministro de Nueva Zelanda, Christopher Luxon, y el ministro de Asuntos Exteriores, Winston Peters, condenaron el domingo los «ataques impactantes e ilegales contra Israel» de Irán.

«Estamos profundamente preocupados de que un error de cálculo por parte de cualquiera de las partes pueda resultar desastroso», dijo Luxon, instando a todas las partes a reducir la tensión.

«Estos ataques sin precedentes contra Israel sólo contribuyen a un entorno global ya inestable», dijo Peters.

Malasia e Indonesia han emitido declaraciones separadas pidiendo moderación tras los ataques de represalia de Irán contra Israel.

Ambos países del Sudeste Asiático, donde el Islam es la religión predominante, reiteraron su apoyo a los derechos y las causas palestinas. Malasia e Indonesia no reconocen a Israel